Cómo cuidar tus cerraduras

Las cerraduras, a pesar de ser piezas pequeñas, en comparación con las dimensiones de la puerta, cumple una importante función, como es la de proteger su vivienda, por ende a su familia y a sus pertenencias.

Al igual que cualquier otro elemento, con el uso constante, este suele presentar desgaste y deterioro, y dada su importancia, es de interés general el poder alargar la vida útil de las cerraduras, es por ello que a continuación conocerá algunas recomendaciones para cuidar sus cerraduras.

Mantener la pintura externa en buen estado

Las cerraduras que se instalan en exteriores suelen ser las que padecen más las inclemencias del tiempo, tales como largos periodos de exposición al sol, en algunas ciudades el frío extremo, cualquier cerrajero en Terrassa profesional estará de acuerdo en que estas variaciones de la temperatura terminan dañando las cerraduras.

Es por ello que las cerraduras cuentan con una pintura externa, gracias a ella la cerradura se encuentra protegida en gran medida. Si llega a notar que su cerradura ha perdido esta capa protectora en algunas partes, lo recomendable es pintar la cerradura.

Para hacerlo necesita una lija de grano fino, la cual utilizará para alisar la parte deteriorada, posteriormente, con ayuda de un pincel comience a pintar la cerradura, sólo la parte externa, nunca la parte interna.

Realizar limpiezas con grafito en polvo

El grafito es uno de los elementos que todo cerrajero utiliza para la limpieza de las cerraduras, debido a sus propiedades lubricantes, por lo que resulta muy eficaz, además de ser muy fácil de encontrar en cualquier ferretería.

Sustituir el bombín

Una vez que comience a notar fallas en su cerradura, intente hacer un mantenimiento, con esto nos referimos a lubricar la cerradura, si aun así esta sigue fallando, es momento de sustituir el bombín.

Los bombines pueden sustituirse sin afectar el funcionamiento de la cerradura, incluso tiene la opción de elegir modelos de bombines más modernos y seguros, tales como bombines anti-bumping, anti-taladro, anti-mordaza, anti-extracción, por mencionar algunos.

Es ideal sustituir el bombín a tiempo, antes de que el deterioro del mismo pueda afectar el mecanismo de la cerradura, ocasionándole un problema mayor.

Utilizar productos de limpieza adecuados

Al momento de realizar la limpieza de las cerraduras, es recomendable utilizar productos específicos para la limpieza de metales, en vista de que la mayoría de las cerraduras son de bronce, latón y cobre.

Este tipo de productos, además de remover la suciedad efectivamente, también protege contra la aparición prematura del óxido, que debilita los elementos fabricados en metal.

Otros cuidados a considerar

Si la ciudad en la cual usted vive se presenta muy marcado la temporada de invierno, es posible que el frío afecte sus cerraduras, y de puede notar cuando estas se atascan o endurecen.

En estos casos, lo que debe hacer es desmontar la cerradura, retirar cualquier residuo de grasa que corresponda a la lubricación anterior, lo cual al mezclarse con el polvo puede solidificarse y por consiguiente, ocasionar el endurecimiento de la cerradura.

Posteriormente se debe proceder a engrasar o lubricar muy bien todas las piezas, no solamente las movibles, también las piezas fijas, y hacerlo con mucho cuidado para evitar doblar o extraviar cualquier pieza, lo que afectaría negativamente el funcionamiento de la cerradura.