#cerrajeros La perfecta combinación entre tradición y tecnología en sistemas de seguridad

Cuando se inventaron los primeros sistemas de seguridad, hace miles de años en Egipto y Babilonia, solo estaban al alcance de unos pocos afortunados.

Las primeras llaves y mecanismos de cerradura eran de madera, de grandes dimensiones, y servían para proteger las residencias de las personas de las clases sociales más altas de cada cultura.

Fueron los romanos y griegos quieren las popularizaron en el mundo conocido, y durante la Edad Media se desarrollaron los mecanismos de metal, que permitían hacer sistemas de seguridad duraderos y resistentes.

La tradición cerrajera pasó su relevo a Inglaterra, donde se desarrollaron las llaves tal como las conocemos ahora. Y luego la revolución industrial llevó los sistemas de seguridad a todo el mundo.

Los herederos de esa tradición cerrajera en Cataluña y España han sido muchos, pero pocos los nombres que han sobrevivido hasta nuestros días.

Entre todas las empresas y marcas conocidas destaca ARCU, por su capacidad de combinar la tradición con la tecnología y lograr con ello productos hermosos y resistentes. Cumpliendo y excediendo los más altos estándares de seguridad.

Pioneros del ramo en Barcelona

En 1979 un grupo de profesionales de la seguridad decidieron combinar su experiencia y su talento para iniciar un emprendimiento, que con el tiempo ha logrado posicionar sus productos entre los más seguros del mercado actual.

Su taller en el barrio de Sants, en Barcelona, donde comenzaron fabricando sus primeras cerraduras de mecanismo sencillo, fueron testigos de la evolución tecnológica de la seguridad durante el siglo XX.

La introducción de la cerradura multipunto durante la década de 1980, un gran avance en la seguridad pues permitía un anclaje múltiple de la puerta al marco, fue para ARCU un hito fundamental, y ahora puede ofrecerlo en múltiples variaciones, con hasta 11 pestillos laterales de fijación.

Seguridad a prueba de intrusos

ARCU fue también precursor la introducción de puertas resistentes al ataque usando palancas. Bajo la marca ARCU-BLOCK comercializa estos conjuntos marco-puerta que puede garantizar la integridad del conjunto ante este tipo de ataques.

Este sistema antipalanca funciona usando un perfil patentado que dificulta la introducción de palancas y otras herramientas entre el marco y la puerta, incluso desde el lado de las bisagras.

En el sistema ARCU-BLOCK La cerradura está embutida a una barra de seguridad con un perfil en forma de Z que encaja en un marco reforzado en forma de U o de L (dependiendo del modelo), frustrando los intentos por insertar y utilizar la palanca para separar la puerta del marco

Esta acción antipalanca, combinada con la seguridad del sistema multipunto, puede desalentar a los intrusos más tenaces.

Preparados para las exigencias de residencias y edificios

Los sistemas de cerraduras ARCU pueden adaptarse al uso de porteros automáticos, haciéndolos una opción adecuada para las puertas principales de torres de departamentos y residencias multifamiliares.

ARCU además ofrece accesorios tales como protectores de cilindro, o bocallaves, que impiden que los intrusos manipulen directamente el cilindro, ofreciendo una capa adicional de seguridad.

Lejos de ser elementos exclusivamente decorativos, las bocallaves son imprescindibles para asegurar la seguridad de todo el conjunto, además de ser realzar la belleza del conjunto.

Al igual que los demás sistemas ARCU combinan la tradición y la tecnología en productos estéticamente atractivos y seguros.

error: Content is protected !!